En un hospital muchas personas suelen sentirse estresadas, ansiosas y hasta preocupadas; estas sensaciones suelen aparecer incluso antes de acudir a una consulta, pero se incrementan desde el primer momento en que se cruzan las puertas y esto sucede por un olor característico de este lugar.

El olor particular de un hospital o centro de salud suele ser el detonador que genera emociones negativas, tanto en los pacientes y familiares, como en parte del personal médico. Este aroma se compone de todos los productos que ayudan a mantener limpio y desinfectado cada espacio.

Este fuerte aroma puede crear una experiencia negativa, por lo que es importante aromatizar los espacios con olores más agradables; el sentido del olfato juega un papel muy importante para crear buenas experiencias, una vez que un aroma genera buenas emociones, cada persona que detecte ese olor se sentirá segura.

Todo hospital, consultorio, centro médico o de rehabilitación debe contar con un difusor de aromas que brinde un ambiente relajado y lo convierta en un lugar agradable. Se trata de transformar las sensaciones negativas en positivas y lograr que cada persona se sienta tranquila mientras es atendida.

Usando aromas relajantes se puede conseguir calmar a pacientes en momentos estresantes, así como los familiares o acompañantes que suelen estar en la sala de espera.

Con el aroma adecuado, la ansiedad de un área de salud se puede reducir hasta un 60%, convirtiéndose en una estancia más positiva.

En un estudio realizado en el Hospital Vanderbilt de Estados Unidos se demuestra que, al aromatizar la sala de emergencias, se logran obtener resultados muy positivos, para todo aquel que se encuentre en ese lugar.

Para los médicos y las enfermeras, las muestras indicaron que antes de aromatizar, el 41% sufría estrés laboral, y después de aromatizarlo solo un 3% se mantuvo estresado. Con esto se comprueba el gran impacto que tienen los olores, éstos pueden afectar positivamente el comportamiento y las emociones tanto de los pacientes como del personal médico, siempre que se elija el olor ideal.

Al contar con un difusor de aromas en áreas específicas del hospital, como en la sala de espera, se puede crear un ambiente agradable que mejorará las experiencias de los pacientes y de todo el personal en general.

Visita nuestra sección de clínicas y consultorios para conocer más sobre los beneficios que puedes obtener.

Scentaroma, aromatización para uso comercial y residencial